Un día 17 de febrero pero de hace veinticinco años, blink-182 lanzó su primer álbum, ‘Cheshire Cat,’ que ahora hace que la banda pop-punk finalmente sea elegible para ser nominada al Salón de la Fama del Rock & Roll.

En el momento del lanzamiento debut, Mark Hoppus se unió al guitarrista Tom DeLonge y al baterista original Scott Raynor. Travis Barker se unió a la banda en 1998 después de reemplazar a Raynor en la batería. Matt Skiba de Alkaline Trio se unió a la banda en 2015 después de que DeLonge saliera de blink.

Los criterios para ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll requieren que las bandas solo sean elegibles 25 años después del lanzamiento de su álbum debut. La influencia de la banda y la importancia de las contribuciones mundo del rock and roll son otros de los criterios que, para ser sinceros blink-182 cuenta con todas.