En el último sencillo de Maggie Lindemann, “Friends Go,” la joven de 21 años pisa la línea entre modernista y retroceso. La artista braza esta dualidad con la ayuda de Travis Barker de Blink-182 al darle un toque punk al reciente sencillo que explora los sentimientos de desconexión en un momento en que la tecnología ha hecho que la gente esté más cerca que nunca.

Maggie Lindemann ha estado investigando de forma aventurada su sonido e identidad desde que rompió con el pop mundial con “Pretty Girl.” Ella ha demostrado un valiente deseo de abordar nuevas y audaces ideas para su primer disco que se lanzará a finales de año.

Billboard comentó lo siguiente sobre la colaboración entre Maggie y Travis: “Originalmente una canción entre lo pop y reggae, Barker la tomó y encontró algo que sonaría bien para el catalogo de Blink-182. Está lleno de energía cruda y se siente totalmente natural para la canción.