La presentadora de programas de entrevistas y comediante Ellen DeGeneres celebró su cumpleaños número 61 el sábado, aunque su verdadera fiesta fue en el episodio del lunes de Ellen, donde ella bañó regalos en su audiencia y conversó con Jimmy Kimmel. Para el entretenimiento, trajo a dos de sus queridos amigos, Mark Ronson y Miley Cyrus, para que interpretaran su exitosa canción colaborativa, “Nothing Breaks Like a Heart

Mark no tuvo que hacer mucho frente a la pantalla de focos parpadeantes, ya que el ganador del Globo de Oro, nominado al Oscar y al Grammy, tocó su guitarra junto a una emotiva y muy linda Cyrus.