Un día 2 en Austin City Limits con mucha actividad nos esperaba. La presencia Latina se haría presente con personajes como Mon Laferte y Residente. La electrónica lo haría con San Holo, Sofi Tukker y Justice. Y el metal con Metallica.

Este día también lo aproveché para ver los “amenities” que ACL ofrecía a los asistentes. Por ejemplo, el Barton Springs Beer Hall, que ofrecía diferentes tipos de cerveza. O el ACL Wine Lounge, un espacio para probar distintos tipos de vino tinto, blanco y rosado.

Las tiendas de ACL eran también una parada obligada para comprar souvenirs del festival y de los artistas que se presentarían. El ACL Market presentaba diversas muestras de arte; el American Express Experience fue un área aprovechada por clientes de Amex en donde podían refrescarse, comer y disfrutar de vistas hacia el escenario principal. Mención honorífica al Waterloo Records tent, en donde además de poder comprar vinilos, podías hacer fila para que las bandas te lo firmaran.

Volviendo a la música, uno de mis shows favoritos del día fue el de CHVRCHES, quienes tocaron sus mejores temas. Por ejemplo, “Miracle”, “Graves” y “Never Say Die”, que fue con la que cerraron. También debo mencionar a Highly Suspect, una de las mejores bandas de rock que han emergido en los últimos años. Los vi recientemente en un Lollapalooza, pero me quedé con ganas de volver a verlos. No me decepcionaron.

Algunos podrán considerarlo como “guilty pleasure”, pero fui también a ver a Residente. No sabía si esperar canciones de Calle 13 y otras distintas. Para mi sorpresa pude escuchar canciones como “Atrévete-te-te” , “El Baile de los Pobres” y “La Vuelta al Mundo”. 

Finalmente, me encontraba ante dos headliners: Justice y Metallica. Al no ser fiel seguidor de ambos, no sabía por cual decidirme. Quería dar el check a ambos. Entonces tuve que ir la primera mitad a Justice y después moverme a Metallica. Al final terminé arrepintiéndome de no haber visto todo el show de Metallica. Creo que fue un concierto en el que incluso los que no somos muy fans lo podíamos disfrutar. Las canciones las conoces, casi todas con ya clásicas. Justice, por otro lado, distorsiona todas sus canciones, y al final ni logras identificándolas. Definitivamente el headliner fuerte en esta ocasión fue Metallica.